Gestión de Proyectos

Introducción:

Todo proyecto se basa en tres pilares generales:

• Gestionar el inicio y la evolución de un proyecto;
• Controlar y responder ante problemas que surjan durante un proyecto;
• Facilitar la finalización del proyecto.

Para ello se plantean una serie de objetivos, que podemos clasificarlos como:

• Resultados del proyecto
• Consecuencias a nivel empresarial
• Beneficios económicos
• Objetivos estratégicos de posicionamiento

La norma UNE-ISO 21500:2012 "Orientación sobre la gestión de proyectos", proporciona una guía para la gestión de proyectos y proporciona un alto nivel de descripción de los conceptos y procesos que se consideran para formar buenas prácticas en la gestión de proyectos.

Aunque cuando de construcción se habla, la teoría siempre tiene una muy compleja implantación real.

¿Teóricamente parece fácil verdad?

De la Teoría a la práctica

En BDM Ingeniería y Sistemas hemos creado una serie de modelos, que usados de forma independiente o conjunta ayudan a nuestros clientes a ser más competitivos en el desarrollo integral de sus proyectos.

Detallamos algunos de los puntos de más relevancia, aunque cada proyecto se debe evaluar de forma individual para poder dar la respuesta concreta

La realidad nos dice que hay dos factores, los previsibles y conocidos y los imprevisibles.
Sobre lo previsible podemos trabajar de forma eficaz, sobre lo imprevisible debemos crear un programa que permita tener variaciones y readaptaciones de los planes de ejecución, para de esta forma poder afrontar con la mayor garantía cualquier proyecto por complejo que éste sea.

Veamos algunos posibles factores imprevisibles

• Imprevistos naturales, tales como: huracanes, lluvias torrenciales, terremotos, … Que obviamente van a mandar al traste toda nuestra planificación.
• Alteraciones de mercado de materiales e impactos. Pongamos un ejemplo: de repente EE.UU. y China se enfrascan en una guerra por el acero, con lo cual el precio se dispara, el suministro se ralentiza y nuestro programa se va al traste.
• En obras de infraestructuras las alteraciones del proyecto original son muy frecuentes, terrenos inconsistentes no previstos, problemas con la geología no detectados, problemas medioambientales no detectados, problemas con comunidades locales, ...
• Huelgas y problemas con trabajadores.
• Problemas políticos.
• Problemas con los cobros de nuestro proyecto.
• Otros factores ajenos.

¡Manos a la obra!

Sobre los factores imprevisibles hay varios modelos de preparación a los mismos, son aspectos que debemos dejar previstos desde la fase contractual, por ejemplo, protegernos ante variaciones de precios u otros factores que incidan en los plazos de entrega, como desastres naturales.

Cuando estos aspectos son sobrevenidos y no estábamos preparados, hay que elaborar planes de contingencia para afrontar al menor costo posible este tipo de situaciones, implica un estudio desde diversos puntos de vista y una revisión completa de los impactos económicos.

El tiempo es dinero

Acabar una obra a la mayor velocidad posible acaba disminuyendo los costos generales. Hemos visto a lo largo de los años, que la inversión en tecnología y la optimización de los procesos de construcción no llega a todas las empresas. A veces por cultura, a veces por desconocimiento, y a veces por la falsa creencia de que es cara.
Damos un completo asesoramiento sobre optimización de proyectos usando tecnología destinada a la reducción de costos.

En muchas ocasiones, el uso de tecnología sencilla ahorra dinero y tiempo

Silos de mortero

Grúas Torre

Maquinaria Ligera

Cimbrados Técnicos

Gestión económica

Uno de los aspectos fundamentales es una correcta gestión del presupuesto y evaluar cómo con determiandos cambios en la ejecución podemos reducir los costos de forma considerable.

Al final el objetivo es obtener el mayor beneficio posible sin afectar a la calidad de nuestro trabajo.

Evaluación y Decisión

Parte del éxito es preguntarse cómo hacer más con lo mismo, pero evaluando los aspectos positivos y negativos de cada decisión.
Evaluar de forma integral, yendo a veces un poco más allá del propio proyecto, nos permitirá establecer sinergias, a veces con nuestra propia compañía. Ver como un inversión en maquinaria para una obra determinada puede reducir también los costos de obras siguientes.
Debemos poder evaluar los proyectos de forma global, salvo obras de gran tamaño, donde se procura salir con la mayor parte amortizada.

Leyes, normativas, reglamentos, contratos, ...

Cumplir con todo a veces es tarea ardua y agotadora, se impone el poder tener el apoyo y asesoramiento de un equipo legal especializado.

Flujo de trabajo

Realizar un correcto programa de flujos de trabajo evitará colisiones y nos permitirá crear una mejor programación de tareas

Procesos globales

No es solo lo que hagamos en la obra, es sobre todo lo que NO hagamos en la obra lo que debemos tener bajo control para evitar desastres futuros.

Logística

En obras con gran variedad de materiales, estructurar los acopios y entregas puede ser una locura, sobre todo cuando debemos ajustar costos, tiempos y poder gestionar los espacios que tenemos en obra o bodegas externas de almacenamiento.

¡Tenemos un plan!

Tener un plan es básico, fundamental y necesario, pero …

¿Y que pasa cuando algo sale mal?

Sabemos por experiencia que la probabilidad de que algo cambien en el proceso integro de un proyecto es gigante, desde el propio inicio del proyecto sobre el papel, hasta la entrega final, pueden pasar mil cosas.

Si algo sale mal, no se preocupe, en BDM Ingeniería y Sistemas tenemos el PLAN B que necesita.

Contacte con nosotros y evaluaremos sus necesidades y le daremos la propuesta que más se ajuste a sus necesidades.